Cost Per Wear 101

 

 

Este articulo puede sonar un poco técnico, pero es super necesario. Todo sea por el bien de nuestros bolsillos. Vamos directo al grano. Existe un concepto que puede cambiar la percepción que tienes al comprar ropa (o técnicamente lo que sea), y es el “Cost Per Wear”. Este concepto es bastante “self explanatory” pero se los voy a detallar para que salgan de este blog post como todas unas “duras” en el CPW.

Imagínate que compraste una camisa en una tienda departamental. Digamos que es una pieza clásica como el “button down shirt” y piensas usarla mucho. Es perfecta para el trabajo, con unos shorts y sandalia para ir a Viejo San Juan o hasta para la playa.  Digamos que es una camisa de polyester y su precio es de $24.95. Desafortunadamente luego de usarla 6 veces, cuando la sacaste de la lavadora, te diste cuenta de que se estaba deshilando o que el color de la tela desmereció drásticamente. Si dividimos el costo de la camisa ($24.95) entre las 6 veces que lograste utilizarla antes de desecharla, eso nos da el CPW, que en este caso fue de $4.16.

 

 

 

  $24.95 ÷ 6 = $4.16

Esto significa que cada “usada” de la camisa te costó $4.16.

 

Por otro lado, digamos que vas a una tienda y vez una “button down shirt” similar a la que te salió en $24.95, pero está confeccionada en lino y a simple vista se ve de mejor calidad. Cuando buscas el precio, te asustas porque cuesta $72.98. Sin embargo, te sentías “Fancy” ese día y te la llevaste. Te encanta tu nueva camisa, y como te costó tanto, la valoras, la cuidas y la usas cada vez que puedes. Al pasar 2 años la camisa sigue bella, un poco desgastada, como todo lo que se usa en la vida. Durante esos 2 años has usado la camisa unas 35 veces, y aun te gusta y la seguirás usando hasta que se desmorone. Ahora, vamos a sacar el CPW. Dividimos el precio de la camisa por la cantidad de veces que la has utilizado.

$72.98 ÷ 35 = $2.08

 

Correcto, la “usada” de la camisa que costaba 3 veces más de lo que habías pagado por una de menos calidad, fue mucho más económica. Eso, señoras y señores, se llama el Cost Per Wear.

 

 

 

 

 

Evaluando el CPW, podrás crear un guardarropa económico a largo plazo, con ropa que valoras y por consiguiente cuidas. No tienes que ir con una calculadora a comprar ropa, solo usa la lógica. Ve con una mentalidad de inversión en lugar de gasto. Compra piezas que genuinamente vas a utilizar en distintos escenarios, algo que realmente te guste, y valla con tu personalidad y estilo de vida.

 

 

 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published